03/07/2019

El Alma del NTF


¿Para qué una nueva ordenación del Nuevo Testamento?

Nuestras actuales queridas Biblias a las que acudimos a ellas porque son la Palabra de Dios, están escritas en “formatos comprimidos” y por esto no invitan pedagógicamente as u lectura, demasiado texto continuo, escritura a dos columnas, cortando por guiones las Palabras, etc.


¿En qué consiste la ordenación del NTF?

Básicamente en la agrupación de texto sagrado en párrafos de no más de diez versos (líneas), con espacios en blanco entre ellos, y dividiendo los versículos en versos referenciados según correspondan a “unidades de pensamiento completo”. Manteniendo al margen izquierdo todos los números (capítulos, versículos, y versos), alineando así de forma “limpia” La Palabra.


¿Qué beneficios se desprenden de su lectura?

Que su lectura es más fácil.

Que la meditación consiguiente es más enriquecedora.

Que por consiguiente también, la comprensión del texto es mayor.

Y finalmente que todo ello conlleva a un más excelente provecho intelectual  y espiritual, que beneficia su vida y también la de otros.


¿Quiénes son los lo que van a leer y disfrutar el NTF?

Las personas no creyentes pueden ser más fácilmente movidas a su lectura.

Los nuevos creyentes que necesitan un alimento que este “bien preparado”.

Las personas no creyentes pueden ser más fácilmente movidas a su lectura.

Los creyentes más maduros que buscan estudiar el texto con profundidad.

Los creyentes con ciertas limitaciones intelectuales y académicas.

Los creyentes más ancianos que necesitan descanso visual, y lectura fácil.

Los obreros cristianos, los pastores de las iglesias, los predicadores del Evangelio, y los teólogos de la Biblia, que harán más fácil exegesis, entre otras razones por la coherente agrupación de textos, y su división en versos.